Esteban Villegas Villarreal y Marisol Rosso Llevan Alegría a los Rincones Más Remotos de Durango

En un gesto que destaca el compromiso humanitario y la cercanía con las comunidades más apartadas, el gobernador Esteban Villegas Villarreal, acompañado de su esposa Marisol Rosso, continúa dejando huella en el corazón del Estado. A través de un esfuerzo incansable por brindar alegría en esta temporada festiva, han llevado regalos y aguinaldos a lugares distantes, generando sonrisas que iluminan los rostros de quienes más lo necesitan.

La más reciente parada en este loable recorrido fue la comunidad indígena de Huazamota, específicamente en la primaria «8 de Noviembre de 1990» en el municipio de #Mezquital. Esta localidad, alejada geográficamente, recibió con gratitud y emoción la visita de las autoridades estatales, quienes no solo llevaron obsequios materiales, sino también un mensaje de solidaridad y apoyo.

El gobernador Villegas Villarreal destacó la importancia de acercarse a todas las regiones del Estado, incluso aquellas que suelen quedar en los márgenes de la atención pública. «No podemos olvidar a ninguna comunidad, por más distante que sea. Todos los duranguenses merecen sentir el espíritu de la temporada y saber que el gobierno está presente para apoyarlos en cada rincón del Estado», señaló.

Marisol Rosso, esposa del gobernador y activa participante en estas iniciativas, compartió la emoción de interactuar directamente con la comunidad de Huazamota. «Cada niño merece experimentar la magia de la Navidad, y estamos aquí para asegurarnos de que nadie quede excluido. La sonrisa de los pequeños es nuestro mejor regalo», expresó Rosso.

La primaria «8 de Noviembre de 1990» fue el escenario perfecto para un encuentro lleno de calidez y esperanza. Los regalos, cuidadosamente seleccionados, fueron entregados a los niños, quienes expresaron su felicidad con risas y gestos de agradecimiento. Este acto no solo representa la materialización de la solidaridad gubernamental, sino también la construcción de puentes emocionales con las comunidades más distantes.

Esta iniciativa forma parte de una serie de acciones que el gobierno de Esteban Villegas Villarreal y Marisol Rosso llevan a cabo para garantizar que la temporada festiva sea un momento de unidad y alegría para todos los duranguenses. La dedicación y empatía demostradas en estas visitas resaltan el compromiso de la administración con el bienestar de cada ciudadano, sin importar la ubicación geográfica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *